VANDALISMO: LA PROTECCIÓN QUE BRINDAN LOS SEGUROS

A lo largo de nuestras vidas, es probable que nos enfrentemos a actos vandálicos dirigidos contra nuestras propiedades o conozcamos a alguien que haya sido víctima de ellos. Con frecuencia, los noticieros y periódicos nos bombardean con noticias sobre vehículos incendiados intencionalmente o viviendas con daños, como cristales rotos, pintadas u otros actos perjudiciales.

Lamentablemente, una pequeña fracción de la sociedad, ya sea una persona o un grupo, encuentra diversión y emoción realizando prácticas dañinas de este tipo. Aunque sea difícil de entender para la mayoría, esta es una triste realidad a la que no siempre encontramos explicación.

En los tiempos actuales, muchas pólizas de seguros incluyen coberturas relacionadas con actos vandálicos en ciertos casos. Pero, antes de adentrarnos en detalles, definamos brevemente qué constituye un acto vandálico.

Definición de Vandalismo en Seguros: En el ámbito asegurador, se considera acto vandálico a cualquier acción realizada por una persona o grupo contra un objeto o ser vivo ajeno, con la mera intención de causar daño sin obtener beneficio económico. Un acto vandálico contra una persona o un animal se clasifica como agresión y está penado por la ley, con posibles condenas de cárcel. En este artículo, nos centramos en el vandalismo relacionado con objetos personales como automóviles, motocicletas o viviendas, abarcando acciones como pintadas, roturas de ruedas, daños a los cristales e incluso incendios.

Identificando a los Responsables: En casos en los que se conoce al o los autores del acto vandálico, son ellos quienes deberían hacerse cargo de los daños. Sin embargo, en muchos casos, se requiere una denuncia previa a la policía, ya que llegar a un acuerdo con individuos que actúan de esta manera puede ser complicado. Aunque presentar una denuncia es la opción más sencilla y rápida, no siempre es viable.

Seguros que Cubren el Vandalismo: Los seguros que ofrecen coberturas contra actos vandálicos son los más conocidos y utilizados: el seguro de coche, el seguro de moto y el seguro de hogar. Estas tres propiedades, que a menudo consideramos las más importantes a lo largo de nuestras vidas, también son las que corren más riesgo de sufrir este tipo de actos, cuyas reparaciones pueden resultar costosas.

Vandalismo en Seguros de Coche y Moto: Cuando buscamos el mejor seguro para nuestro vehículo, ya sea coche o moto, debemos considerar varios factores. Uno de ellos es el lugar donde el vehículo pasa la noche, ya que no es lo mismo dejarlo siempre en la calle que tener un garaje. Además, la zona y el índice de vandalismo también pueden influir.

Supongamos que vivimos en una gran ciudad y usamos nuestro coche diariamente para ir a trabajar, pero no hay un garaje cerca de la oficina, por lo que lo dejamos en la calle. En este caso, estaría expuesto a un mayor riesgo. Contar con una cobertura de daños propios en el seguro de coche brindará tranquilidad, ya que cubrirá la indemnización o reparación de cualquier acto considerado como vandálico, como arañazos u otros daños. Por lo general, los seguros de coche a todo riesgo incluyen esta cobertura, pero también puede agregarse a otras modalidades de pólizas.

Lo mismo se aplica a las motos. Al comparar seguros de moto, es esencial asegurarse de tener esta cobertura para despreocuparse ante daños, como rayones o daños de mayor envergadura.

¿Cubre el Vandalismo un Seguro a Terceros?: Los seguros de coche o moto a terceros más básicos generalmente no cubren los daños causados por vandalismo, a menos que se haya agregado esta cobertura. Sin embargo, existen modalidades que ofrecen coberturas más amplias.

Es importante tener en cuenta que, al comparar precios de seguros, vale la pena estudiar las alternativas de cada modalidad, ya que, a veces, asumir un costo superior puede resultar beneficioso al ofrecer mayores coberturas que las de un seguro a terceros básico.

¿Pincharon las Ruedas? ¿Cubre el Seguro?: Los neumáticos a menudo tienen un tratamiento especial en las pólizas de seguros de coche. En caso de un accidente o acto vandálico que afecte solo a los neumáticos y no a otras partes del vehículo, es poco probable que el seguro de coche cubra la indemnización. No obstante, en todas las modalidades de seguros se ofrece un servicio gratuito de reparación de pinchazos.

En cualquier caso, siempre es recomendable presentar una denuncia en la comisaría para casos en los que haya cámaras de seguridad cercanas, lo que podría ayudar a identificar a los culpables.

¿Rotura de un Retrovisor? ¿Lo Cubre el Seguro?: En el caso de un retrovisor roto, es necesario verificar si está cubierto por la póliza contratada.

Es esencial recordar que no todos los actos vandálicos se producen de forma aislada. Situaciones excepcionales, como tumultos, manifestaciones, motines o actos de terrorismo, pueden ocasionar daños graves a los vehículos, y estos no estarán cubiertos por la aseguradora. En tales casos, el Consorcio de Compensación de Seguros se encargará de reparar o indemnizar a los propietarios de los vehículos siniestrados.

La pequeña aportación destinada al Consorcio de Compensación de Seguros en tu póliza puede brindar ayuda en casos de este tipo, proporcionando un respaldo adicional en situaciones excepcionales.

Vandalismo en tu Hogar: En los seguros de hogar, se considera acto vandálico cuando el continente o el contenido de una vivienda sufre daños causados de manera malintencionada por personas ajenas, con el único propósito de causar daño o diversión, como pintadas en la fachada.

Generalmente, es más común sufrir actos vandálicos relacionados con el continente que con el contenido. Algunos ejemplos incluyen la rotura de cristales de la fachada, pintadas de cualquier tipo, daños en puertas o la rotura de elementos personales.

En caso de sufrir un acto vandálico y no poder identificar a los responsables, contar con una cobertura enfocada al vandalismo en el seguro de hogar ayudará a cubrir el costo de los daños, siempre que estos estén dentro de los límites establecidos previamente con la aseguradora.