La póliza de autos

El Seguro Obligatorio de Coche: Qué es y para Qué Sirve

El seguro obligatorio de coche proporciona las coberturas básicas necesarias para poder circular legalmente con tu vehículo. Su carácter «obligatorio» se debe a que la ley exige este seguro como requisito indispensable para que cualquier automóvil pueda circular, sin importar la frecuencia de uso.

¿Qué Incluye el Seguro Obligatorio de Coche?

El seguro a terceros es la modalidad más básica y económica, pero también la que ofrece menos coberturas. Si estás involucrado en un accidente de tránsito y resultas ser el responsable, la aseguradora se hará cargo de los daños personales y materiales causados a terceros. Esto incluye:

  • Daños materiales a los vehículos de otros conductores implicados en el accidente.
  • Daños personales a los ocupantes de otros vehículos.
  • Daños a los pasajeros que viajen contigo.
  • Daños a peatones.
  • Otros daños materiales provocados por el accidente.

Coberturas No Incluidas en el Seguro Obligatorio

El seguro obligatorio no cubre los daños personales que puedas sufrir como conductor ni los daños materiales de tu propio coche. Sin embargo, es común ampliar las coberturas del seguro obligatorio mediante un contrato adicional, que puede incluir daños al conductor, rotura de lunas, incendios, robos y la disponibilidad de un coche de sustitución en determinadas circunstancias.

¿Es Obligatorio Tener Seguro de Coche si Este No Circula?

Según la ley española, cualquier vehículo a motor con estacionamiento habitual en España debe estar asegurado, incluso si no circula. Esto significa que si tienes un coche estacionado en tu garaje que no utilizas, estás obligado a asegurarlo con al menos la cobertura mínima de responsabilidad civil. Un coche tiene estacionamiento habitual en España si:

  • Tiene matrícula española.
  • No está matriculado, pero lleva un distintivo o placa expedida en España.
  • El propietario del vehículo está domiciliado en España.

¿Qué Ocurre en Caso de Sufrir un Accidente sin Seguro?

Si tienes un accidente sin ser responsable y conduces sin seguro, automáticamente serás considerado culpable. La ley no exime a nadie de la obligación de tener seguro, independientemente de la razón (económica, caducidad de la póliza, etc.). En estos casos, el Consorcio de Compensación de Seguros pagará los daños o lesiones causadas durante el accidente. Sin embargo, posteriormente te reclamará el reembolso total de la suma pagada.

Importancia de un Mediador de Seguros

Contar con un mediador de seguros al contratar un seguro de automóviles es crucial. Este profesional posee un amplio conocimiento del mercado asegurador y puede asesorarte de manera objetiva y personalizada, garantizando que obtengas la póliza adecuada a tus necesidades. Además, el mediador de seguros ofrece acompañamiento constante desde la elección del seguro hasta la gestión de posibles siniestros, proporcionando tranquilidad y seguridad en todo momento. Su experiencia y capacidad para negociar con las aseguradoras son clave para obtener las mejores coberturas y precios.

Tipos de Seguros de Coche

Se pueden distinguir las siguientes clases de seguros de coche:

  • Seguro a Terceros: La póliza más básica y obligatoria por ley, que cubre los daños materiales y personales causados a terceros en caso de accidente.
  • Seguro a Terceros Ampliado: Añade coberturas adicionales como daños por rotura de lunas, incendios o robos. Algunas aseguradoras también incluyen la defensa de multas, compensación por retirada del carné y coche de sustitución.
  • Seguro a Todo Riesgo sin Franquicia: La modalidad más completa, cubre daños a terceros y al propio asegurado, independientemente del culpable del siniestro. Protege el coche asegurado incluso sin terceros implicados, como en casos de golpes durante el estacionamiento.
  • Seguro a Todo Riesgo con Franquicia: Similar al anterior, pero la aseguradora solo cubre los daños que exceden una cantidad determinada (franquicia). El asegurado debe pagar los costos por debajo de esta cantidad.

¿Qué Tipo de Seguro de Coche me Conviene?

La elección del seguro de coche dependerá del uso que hagas del vehículo. Si lo usas frecuentemente, es conveniente disponer de una cobertura completa. Si aparcas en zonas inseguras, incluye cobertura de robo. Si utilizas el coche como herramienta de trabajo, añade una cobertura que facilite un coche de sustitución en caso de accidente. La antigüedad del vehículo también influye: para coches nuevos, una cobertura completa es ideal; para coches más antiguos, un seguro básico a terceros puede ser suficiente.

Evaluar tus necesidades y recibir asesoría sobre la modalidad que más se adapta a tu estilo de vida es crucial para una protección adecuada. ¿Estás pensando en contratar un seguro de coche? ¡Consúltanos!