¿Qué es el lucro cesante?

El lucro cesante es un término crucial que todo propietario de negocio o autónomo debe comprender, ya que puede afectar significativamente a la estabilidad financiera de su empresa o actividad profesional. En este artículo, te explicaremos en detalle qué es el lucro cesante, cuándo se aplica y cómo puedes proteger tus ingresos con la cobertura adecuada en tus seguros.

¿Qué es el lucro cesante y cuándo se aplica?

El lucro cesante se define como la pérdida de beneficios o ingresos que una persona o empresa sufre como consecuencia de un evento que interrumpe su actividad económica normal. En otras palabras, es la ganancia legítima que se deja de percibir debido a un daño o incidente que impide obtener dichos beneficios en circunstancias normales.

Un ejemplo claro de lucro cesante es el caso de un taxista que utiliza su vehículo como herramienta de trabajo y sufre un accidente que lo deja fuera de servicio durante un tiempo. Durante el período en el que el coche está siendo reparado y el taxista se está recuperando de sus lesiones, deja de percibir los ingresos esperados por su actividad laboral. Esta pérdida de ingresos se considera lucro cesante.

Es importante diferenciar entre el lucro cesante y el daño emergente. Mientras que el daño emergente se refiere a los gastos directos que se deben cubrir para reparar los daños causados por un siniestro, el lucro cesante se refiere a la pérdida de ingresos como resultado de la interrupción de la actividad económica.

¿Qué es el lucro cesante en seguros?                  

Cuando un evento cubierto por el seguro impide continuar con la actividad económica de una persona o empresa, la cobertura de lucro cesante entra en juego para proteger contra esta pérdida de ingresos. Esta cobertura puede indemnizarte de dos formas: mediante una cantidad diaria por los días en los que la actividad se ve interrumpida o mediante una cantidad total calculada en base a los días de interrupción y los beneficios perdidos.

Para calcular la indemnización por lucro cesante, la compañía de seguros puede solicitar tus registros contables, incluyendo los ingresos del año anterior o de las semanas comparables del año anterior, así como los ingresos reales durante el período de interrupción de la actividad.

Lucro cesante en un accidente de tráfico

El lucro cesante es un escenario común en casos de accidentes de tráfico, donde tanto la víctima directa como sus familiares pueden resultar afectados financieramente. Es importante demostrar que el accidente de tráfico es la causa directa de la pérdida de ingresos y que, de no haber ocurrido el accidente, no se habría producido esta alteración económica.

En conclusión, el lucro cesante es un riesgo que todo propietario de negocio o autónomo debe considerar y proteger mediante una cobertura adecuada en sus seguros. Al comprender este concepto y contar con la cobertura adecuada, podrás minimizar el impacto financiero de eventos imprevistos y garantizar la continuidad de tu actividad económica.