La importancia del seguro de transporte de mercancías

El transporte de mercancías es una responsabilidad significativa tanto para las compañías que comercian con bienes como para las entidades que brindan servicios logísticos. Por esta razón, es fundamental contar con un seguro de transporte de mercancías que proteja la carga ante cualquier eventualidad que pueda surgir durante su traslado.

Una póliza de transporte está diseñada principalmente para profesionales autónomos y empresas especializadas en el transporte. Su objetivo es brindar cobertura ante diversas incidencias, como la pérdida de artículos o los daños que pueda sufrir la mercancía durante su desplazamiento. Estos seguros se adaptan a cada medio de transporte, teniendo en cuenta las particularidades de los desplazamientos aéreos, marítimos y por carretera.

La versatilidad de las pólizas de seguro de transporte permite contratar diferentes niveles de cobertura, desde un seguro básico hasta una modalidad de todo riesgo. En general, están diseñadas para cubrir todo tipo de accidentes, incluyendo averías, colisiones y pérdida de mercancías. También incluyen la cobertura de robo, hasta un límite económico previamente establecido.

Existen varios tipos de pólizas de seguro de transporte, siendo las más comunes las pólizas de transporte terrestre. Dado que la mayoría de los envíos comerciales se realizan por carretera, estas pólizas cubren las mercancías ante posibles daños relacionados con el transporte por carretera, desde la carga hasta la entrega.

Entre los tipos de pólizas de transporte se encuentran:

Eventual o sencilla: Cubre el transporte de una mercancía en condiciones específicas y en una sola ocasión.

Póliza flotante: Asegura la mercancía en función del tipo de carga a transportar. El asegurado debe informar a la aseguradora antes del traslado para recibir cobertura.

Regularizable: Se establece una prima mínima para cada traslado, que se revisa anualmente según el volumen contratado. Es el seguro preferido para empresas que transportan grandes volúmenes.

De abono: Ofrece cobertura a un vehículo específico sin importar los desplazamientos que realice, sin necesidad de informar previamente.

Los seguros de transporte internacional, por carretera, ferroviario, marítimo y aéreo, se rigen por diferentes convenios internacionales que determinan las responsabilidades de los transportistas en caso de pérdidas o daños a las mercancías. En todos los casos, se establecen ciertas excepciones donde el transportista no es responsable, como vicios propios de la mercancía, fuerza mayor o negligencia del cargador o destinatario.

Si bien no existe una regulación armonizada en la Unión Europea en relación con las indemnizaciones por daños en el transporte, en general, se establecen límites para la cantidad de indemnización basados en el peso de las mercancías afectadas.

En conclusión, contar con un seguro de transporte de mercancías es una medida esencial para garantizar la protección de la carga en cada etapa del traslado. Aunque no es obligatorio en muchos casos, la contratación de un seguro de transporte ofrece tranquilidad y seguridad tanto para los profesionales autónomos como para las empresas que se dedican al transporte de mercancías. Cada tipo de transporte tiene sus particularidades y riesgos específicos, por lo que es fundamental elegir una póliza que se adapte a las necesidades y características de cada empresa. Un seguro de transporte adecuado es una inversión que proporciona la confianza necesaria para enfrentar cualquier eventualidad en el transporte de mercancías.