El seguro obligatorio de coche

El seguro obligatorio de coche es aquel que brinda únicamente las coberturas básicas necesarias para poder desplazarse con tu vehículo. Su nombre «obligatorio» se debe a que la ley lo exige como requisito indispensable para que un automóvil pueda circular, sin importar la frecuencia con la que se utilice.

¿Qué incluye el seguro obligatorio de un coche?

El seguro a terceros es la modalidad más básica y económica, pero también la que ofrece menos coberturas. Con este tipo de seguro, si te ves involucrado en un accidente de tránsito y resultas ser el responsable, la compañía aseguradora se hará cargo de los daños personales y materiales que hayas ocasionado a terceros. Esto incluye:

  • Daños materiales causados a los vehículos de otros conductores implicados en el siniestro.
  • Daños personales causados a los ocupantes de los otros vehículos.
  • Daños ocasionados a los pasajeros que viajen contigo en tu coche.
  • Daños ocasionados a peatones.
  • Otros daños materiales provocados por el accidente.

Coberturas no incluidas en el seguro obligatorio

El seguro obligatorio no cubre los daños personales que puedas sufrir como conductor del vehículo, ni los daños materiales sufridos por tu propio coche.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que es común ampliar las coberturas del seguro obligatorio mediante un contrato adicional, en el cual se pueden incluir algunas coberturas especiales. Estas pueden abarcar los daños al conductor, rotura de lunas, incendios, robo del vehículo y la posibilidad de disponer de un coche de sustitución en determinadas circunstancias, entre otros.

¿Es obligatorio tener seguro de coche si este no circula?

Según la ley española, cualquier vehículo a motor que tenga estacionamiento habitual en España debe estar asegurado, incluso si no circula. Por lo tanto, es importante tener en cuenta que si posees un coche que no utilizas y simplemente lo mantienes estacionado en tu garaje, estás obligado a asegurarlo, al menos con la cobertura mínima de responsabilidad civil. Se considera que un coche tiene estacionamiento habitual en España si se cumple alguna de las siguientes condiciones:

  • Tiene matrícula española.
  • No está matriculado, pero lleva un distintivo o placa que indica que ha sido expedido en España.
  • El propietario del vehículo está domiciliado en España.

¿Qué ocurre en caso de sufrir un accidente sin seguro?

Si tienes un accidente en el que no eres responsable y conduces sin seguro, automáticamente serás considerado culpable de los hechos. Es importante tener en cuenta que la ley no exime a nadie de la obligación de conducir sin seguro, sin importar la razón (económica, caducidad de la póliza, etcétera).

En estos casos, el Consorcio de Compensación de Seguros asumirá el pago de cualquier daño o lesión causados durante el accidente. Sin embargo, una vez que se resuelva el problema y se determinen las cantidades a pagar, el Consorcio te reclamará el reembolso total de la suma.

Por ello contar con un mediador de seguros al momento de contratar un seguro de automóviles es de vital importancia. Este profesional posee un amplio conocimiento del mercado asegurador y puede asesorarte de manera objetiva y personalizada, garantizando que obtengas la póliza adecuada a tus necesidades. Además, un mediador de seguros te brinda un acompañamiento constante, desde la elección del seguro hasta la gestión de posibles siniestros, ofreciéndote tranquilidad y seguridad en todo momento. Su experiencia y capacidad para negociar con las compañías aseguradoras son clave para obtener las mejores coberturas y precios, convirtiéndose en un aliado imprescindible para proteger tu vehículo y tu tranquilidad.